Alberto Moreno “The Spanish Riise”

Alberto Moreno apareció por sorpresa. Cuando el sevillismo aún estaba pendiente de la explosión que nunca llegó de jugadores como Luis Alberto o José Gómez Campaña, irrumpía en el primer equipo un canterano que supo cómo hacer olvidar a Fernando Navarro.
La sorpresa de la cantera sevillista.
Constancia, perseverancia y esfuerzo han estado siempre en la mente de Alberto Moreno. Su sueño era debutar con el Sevilla FC y lo consiguió en un tiempo récord. Las necesidades de la primera plantilla, tras la marcha de Spahic en el mercado invernal de la temporada 12/13, le puso a disposición de Unai Emery. El técnico no confiaba en Cala o Botía. Prefería reubicar al inamovible Fernando Navarro al puesto de central y dar protagonismo a un jugador inexperto en primera división, a pesar de que Marcelino llegó a citarle en alguna ocasión yMíchel le estrenó.

En los campos del Hytasa, donde todo comenzó para Alberto Moreno.

Las virtudes de Alberto no dejaron indiferente a nadie. A Unai le gustan los laterales con recorrido, ofensivos, rápidos y técnicos. Él cumplía con los requisitos y no se amedrentó tras pasar de jugar ante el Loja a hacerlo ante el Real Madrid en el templo blanco. El destino le puso en el lugar adecuado y él, con su empeño, supo hacer que también fuera el momento idóneo para deslumbrar. Emery le había observado en todos los entrenamientos que habían compartido desde que llegase a Sevilla. Las similitudes con la carrera de Jordi Alba eran inevitables. Otro interior que veía como su posición se retrasaba para dar el gran salto que le impulsaría a la selección absoluta. Sin embargo, su crecimiento se frenó tajantemente con dicha convocatoria. Cuando parecía que no tenía límites y despertaba el interés de equipos de primer nivel, no supo digerir tanto éxito. La temporada 13/14 debía ser de asentamiento y consagración pero estuvo plagada de lagunas que provocaron serias dudas sobre su valía.
Internacional con España, es un jugador joven que no para de crecer futbolisticamente.
Físicamente no es un jugador que destaque por su fortaleza ni estatura, pero no tiene dificultad para resguardar el cuero de espaldas a su marca. Su principal virtud es su velocidad y agilidad para profundizar por la línea de fondo. Desde ahí es capaz de asistir a sus compañeros e incluso intentar el disparo directo a puerta en las inmediaciones del área. Resulta complicado robarle el balón en carrera por su habilidad para la conducción con él pegado al pie, impidiendo que los rivales puedan quitárselo sin cometer falta. Defiende bien y aporta en ataque.
La carta de presentación de Alberto Moreno es ilusionante para elLiverpool pero en apenas dos jornadas han visto la cara y cruz de una misma moneda. Se estrenó en la Premier perdiendo un balón que finalizó en gol. Se quitó la espina clavada a la semana siguiente y recompensó a la afición con creces. Robó, condujo, corrió y finalizó con un limpio disparo que supuso la puesta de largo en una competición que debe saber entenderle. Es joven y tiene margen de mejora para pulir sus carencias. Los Reds no necesitan un jugador brillante que a los pocos días deambula por el campo como si fuera invisible. Si quiere mantener la titularidad y ganar peso en el equipo debe mantener el equilibrio. De esta forma se hará indispensable. Tiene ejemplos cercanos de carreras meteóricas que se han truncado por no plasmar sobre el césped la proyección que se esperaba de ellos. En su cabeza reside la clave para no cometer sus mismos errores.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s