Ibai Gómez: “Cada día es más importante la labor del analista. El fútbol es más físico pero también cada vez está más estudiado y son necesarios los analistas.”

Hay diferentes tipos de futbolistas. Tantos como personalidades, ambiciones y objetivos marcados tengan. Ibai Gómez pertenece a ese selecto grupo de quienes viven el fútbol de manera especial. No es un deporte más sino una forma de vida que les acompaña prácticamente desde que nacieron y valoran la suerte que tienen de poder dedicarse a ello de manera profesional.

Ibai-02

Ibai Gómez se ha criado desde la cuna viendo fútbol. Su aita -padre- ha estado vinculado a este mundo desde que dio sus primeros pasos e iba con un balón a todas partes y así lo recuerda. “Al haber nacido en noviembre, con tres años y medio ya empecé a entrenar en el Santutxu, el equipo de mi barrio. En él he estado dieciséis temporadas como jugador, trece como entrenador y, a día de hoy, intento echar una mano siempre que puedo. Mi padre ahora es el presidente. Sí que es cierto que hasta que no se hizo oficial mi fichaje por el Athletic en 2010, en ningún momento pensé que podría vivir de esto, que es lo que más me gusta. Era un sueño. Siempre ha sido un hobby y aunque se haya convertido en mi profesión, para mí lo sigue siendo.”

“Vine buscando minutos para volver a ser feliz jugando y he encontrado la felicidad dentro y fuera del campo. No sé cómo voy a devolver todo lo que me están dando.”

No hay ninguna duda de que Ibai disfruta jugando al fútbol pero también le gusta verlo desde el otro lado, poniéndose en la piel del entrenador como ha hecho durante trece años en el Santutxu. “Comencé con chavales de cinco añitos, fui pasando por todas las categorías y las últimas 3 temporadas las completé en Juveniles. Todo surge a raíz de que tuve un desarrollo tardío, esto me hacía disputar muy pocos minutos como jugador los fines de semana, así que me faltaba algo. Yo era cadete, fue mi aita quién me comentó la idea y lo vi fenomenal desde el principio. Me ayudó mucho para poder llenar de felicidad las semanas.”

Ibai-08

Ser entrenador le apasiona aunque este año haya tenido que dejarlo porque le resultaba imposible ir a Bilbao por las tardes para poder entrenar. Sin embargo, tiene claro que en el futuro le encantaría continuar con una carrera que ha ido forjando impregnándose de las enseñanzas que le han transmitido cada uno de los técnicos con los que ha trabajado. “Creo que es importante que cada entrenador tenga marca propia. En mi caso, diría que me he guardado cosas de cada uno de los que me han enseñado e intento unir ideas y dar mi propio sello. Siempre digo que he tenido la fortuna de estar a las órdenes de grandísimos entrenadores con mayúsculas y cada uno de ellos muy diferentes, lo que hace que me haya enriquecido mucho más de conocimientos. He intentado hacer caso al consejo que me ha dado mi aita toda la vida: coger lo mejor que crea de cada uno, aprovechar cada segundo de entrenamientos y asimilar las recomendaciones que me vayan dando.”

“Es la primera vez que vivo un cambio de entrenador en toda mi vida y este año hemos tenido dos destituciones. No es plato de buen gusto para nadie porque todos nos consideramos culpables de los malos resultados. Pero ya sabemos que al final es más sencillo cambiar a uno que a veinticinco.”

Ibai transmite pasión y sencillez por igual en cada una de sus explicaciones. Se considera la misma persona que antes, se siente afortunado por mantener intacto el mismo entorno y enriquecido con las experiencias vividas que le permiten aprender y mejorar en todos los sentidos. “He estado en 4 clubes: Dieciséis temporadas en el Santutxu, que es el club que me ha hecho ser gran parte del jugador y persona que soy. Una temporada en el Sestao River, que es un equipo especial y al que siempre voy a estar inmensamente agradecido. Seis temporadas en el Athletic, en el cual cumplí muchos sueños, entre ellos el de poder debutar en Primera División. Y, ahora, esta es mi segunda temporada en el Deportivo Alavés. Vine buscando minutos para volver a ser feliz jugando y he encontrado la felicidad dentro y fuera del campo. No sé cómo voy a devolver todo lo que me están dando.”

Ibai-07Su llegada al Alavés coincidió con una temporada repleta de éxitos y que Ibai define como casi perfecta. No puede definirse de otra forma que un equipo recién ascendido, con técnicos nuevos y una plantilla renovada quedase noveno en Liga y llegara a la final de la Copa del Rey. Para él fue un sueño a pesar del resultado. En su segundo año, le ha tocado vivir momentos menos dulces pero de los que continúa aprendiendo. “A nivel personal sigo haciendo lo que he intentado hacer siempre. Entreno cada día para ser mejor jugador y así poder aportar al equipo. Llevo desde la temporada pasada con un grupo de trabajo que me está haciendo evolucionar mucho, sobre todo, físicamente. En lo colectivo, es la primera vez que vivo un cambio de entrenador en toda mi vida y este año hemos tenido dos destituciones. No es plato de buen gusto para nadie porque todos nos consideramos culpables de los malos resultados. Pero ya sabemos que al final es más sencillo cambiar a uno que a veinticinco.”

“Mi último año y medio fue de lesión y recaídas, hasta que conocí a Jose Vilariño y dio con el motivo. A partir de ahí, me traté con él, me recuperé y lo complemento con el trabajo con Adolfo para no tener molestias ni volver a recaer.”

Ibai-04Ibai Gómez no se conforma con el trabajo que realiza cada día, quiere mejorar, no se pone límites y desde la temporada pasada trabaja con profesionales específicos para conseguirlo. “Las experiencias vividas me han llevado a conocer gente muy diversa y grandes profesionales. He cerrado un círculo de trabajo inmejorable: preparación física con Adolfo Madrid, fisioterapia con Jose Vilariño y nutrición con Endika Montiel. Con Adolfo hago todos los días una sesión adicional a la que realizo con el equipo. Hablamos de lo que hacemos cada día con la plantilla y dependiendo de las cargas vamos variando lo que él ve aconsejable para la mejora de mi rendimiento y prevención de lesiones. Es decir, fuerza, velocidad, potencia… Por otro lado, Jose Vilariño, el fisio. Con él me trato normalmente dos días a la semana, el día post partido y dos días previos al partido. Si tuviera alguna molestia puedo tratar algún otro día. Diría que gracias a él sigo jugando al fútbol. Mi último año y medio fue de lesión y recaídas, hasta que conocí a Jose y dio con el motivo. A partir de ahí, me traté con él, me recuperé y lo complemento con el trabajo con Adolfo para no tener molestias ni volver a recaer. Con Endika Montiel hago la ‘paleo dieta’. Es un estilo de vida basada en la era paleolítica. Él me manda qué comer viendo semanalmente el plan del equipo y de Adolfo. Varía cada semana, dependiendo de la intensidad de los entrenamientos y de cuánto tiempo he jugado en el partido anterior. También hay cambios en verano y pretemporada pero más que nada porque la intensidad de entrenamientos es diferente.”

“Borja es un auténtico crack. Aprendo mucho de cada charla con él y nos ayuda muchísimo a todos a la hora de afrontar cada partido. Nos manda vídeos de cada jugador con el que nos vamos a enfrentar en el fin de semana y nos facilita cualquier información que le pidamos. Lo que quieres, lo tienes. Se le ve que disfruta con ello. Cada día es más importante la labor del analista. El fútbol creo que es más físico pero también cada vez está más estudiado y son necesarios los analistas.”

Más allá de la preparación física, nutrición, fisioterapia y de los aprendizajes continuos Ibai-06con el cuerpo técnico, ha cobrado relevancia en los últimos años la figura del analista. En relación a la entrevista realizada a Borja de Matías, analista del Deportivo Alavés, Ibai valora su aportación al grupo. “Borja es un auténtico crack. Hablar con él es un gusto. Además de ser un profesional como la copa de un pino, es una inmejorable persona. Aprendo mucho de cada charla con él y nos ayuda muchísimo a todos a la hora de afrontar cada partido. Nos manda vídeos de cada jugador con el que nos vamos a enfrentar en el fin de semana y nos facilita cualquier información que le pidamos. Lo que quieres, lo tienes. Se le ve que disfruta con ello. Cada día es más importante la labor del analista. El fútbol creo que cada día es más físico pero también cada vez está más estudiado y son necesarios los analistas.”

Ibai saborea el presente. Le gusta vivir, trabajar y disfrutar el momento. El fútbol es su pasión y reconoce que sigue otras ligas y otras muchas categorías aunque también disfruta con los deportes de verano como los Juegos Olímpicos. Ahora no ve otro destino mejor que en el que está. Para él, Alavés es especial y su afición es alucinante. Aunque aún no piensa en colgar las botas en su mente cobra vida la idea de entrenar. Con su experiencia, su ejemplo de trabajo, calidad humana y dedicación será un entrenador de los que deja huella en sus pupilos, es decir, será uno de los mejores.

Anuncios

Un comentario

  • Me parece una entrevista digna de compartir con todos los futbolistas que aspiran a vivir de su profesión -independientemente de la categoría-. Ibai Gómez se ha atrevido a COMPARTIR algunos de sus hábitos, recomendables incluso para no deportistas profesionales.
    Felicidades, Montse.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s