Beñat Labaien: “El análisis y el analista son fundamentales en cualquier deporte de hoy día, pero tenemos que tener claro que es una herramienta de apoyo en la búsqueda de la mejora”

El análisis deportivo está inmerso en un proceso de evolución en el que la figura del analista aún lucha por ocupar el lugar de relevancia que merece su dedicación. Beñat Labaien considera que, en esta profesión, la pasión es el motor que debe sustentar el minucioso trabajo que conlleva su desempeño. Dedicarse al fútbol es un privilegio que requiere de exigencia y sacrificio marcado por vivir lejos de casa, viajes continuos y un calendario que priva de una vida normal.

“En Inglaterra la figura del analista está más consolidada que en España. Aquí cualquier equipo de Championship trabaja con dos o tres analistas en el cuerpo técnico. Eso en España es impensable incluso en 1ª División. ”

Beñat ha tenido claro desde que era un niño que quería ser entrenador. Comenzó en el equipo de su pueblo, el Bergara K.E., en el que dirigía a un equipo alevín mientras él jugaba en el cadete. Con 17 años se trasladó a Madrid para estudiar Ciencias del Deporte y de la Actividad Física, cursando en paralelo los tres niveles de entrenador en la RFEF. En segundo de carrera compaginó sus estudios con su faceta de entrenador en un equipo alevín en la Escuela del Atlético de Madrid que dirigía Quique Estebaranz. “Estuve años allí, con alevines e infantiles como primer entrenador, pasando después al C.P. Parla para llevar el juvenil A, que estaba en categoría Nacional. Aunque a nivel deportivo no fuera bien, aprendí muchísimo entrenando a jugadores prácticamente de mi misma edad y en un contexto complicado como es la zona sur de Madrid. Después, de la mano de José María Amorrortu paso al juvenil A del Club Atlético de Madrid siendo el segundo entrenador de Fran Alcoy, ahora en el Talavera.”

ae407af7-594d-4132-9f92-a369fa469884En la siguiente temporada da un nuevo salto en su proyección. Recibe la llamada de Ginés Meléndez, a quien conocía por haber sido su profesor en todos los niveles del curso de entrenador. “Tuve la posibilidad de trabajar en el Departamento de Análisis de las categorías inferiores de la Selección Española. Por aquel entonces, Santi Denia, Julen Lopetegui y Luis Milla estaban como entrenadores y Fernando Hierro era el Director Deportivo. A continuación, me incorporo al Real Madrid para dirigir por las mañanas el Departamento de Análisis y ser segundo entrenador del Cadete A. En mi segundo y tercer año, mantengo las mismas funciones por las mañanas pero paso a ser 2º entrenador del Juvenil B con Fernando Morientes. Para mí ha significado muchísimo, ya no sólo como persona sino como entrenador. No he conocido a nadie que maneje los grupos con un liderazgo tan natural y con tanta influencia. En mi último año, trabajo estrechamente con el Real Madrid Castilla, en segunda y con Alberto Toril como entrenador.”

“En Inglaterra la mayoría de los analistas no son entrenadores, a diferencia que en España. Pienso que en España el análisis es más cualitativo que cuantitativo y en Inglaterra se centraliza en los números, en el análisis estadístico. En cuántos centros ha sacado un equipo desde el costado derecho, cuántos desde el izquierdo o en cuantas disputas ha ganado un jugador por alto, etc. Las estadísticas están bien, nos dan información, pero siempre debe haber una interpretación de ellas, porque lo más importante es lo que ocurre en el campo.”

Beñat Labaien ha ido acumulando experiencia rápidamente a pesar de su juventud. Tras su paso por el Real Madrid, Morientes le brindó la oportunidad de irse al Fuenlabrada para formar parte de un proyecto atractivo a medio plazo. Sin embargo, en el fútbol hay que estar preparado para que todo acabe antes de lo esperado. “Por circunstancias que muchas veces son ajenas a lo deportivo no pudimos terminar la temporada. En la siguiente, tuvimos posibilidades reales de salir fuera de España. Finalmente no cuajó y estuve parado hasta enero, cuando me incorporo como primer entrenador al Alcobendas Levitt en una preciosa categoría como es la División de Honor Juvenil. He de admitir que fue una de las vivencias más enriquecedoras que he tenido, trabajando con recursos muy limitados y llevándome un recuerdo maravilloso de esos cinco meses.”

b240822e-2d6c-479d-a32d-ffd13d5a10cc

La temporada pasada debuta como analista en el Elche C.F., para este año dar el salto a una liga tan competitiva como es la Championship con el Leeds United. Sin embargo, Beñat no se considera analista, sino entrenador. “Nunca me he preparado de manera específica para ser analista, ya que cuando eres entrenador o asistente en categorías menos profesionales y sin grandes recursos, también haces el trabajo de analista. Siempre me ha gustado mucho analizar al rival, preparar entrenamientos, tareas, etc. Trabajar como analista sin duda me hace mejor entrenador y más en una liga como la Championship, donde juegas tres partidos cada siete días. No creo que exista una liga tan exigente, con 46 partidos y dos copas. Yo lo tomo así, como un crecimiento y aprendizaje para ser mejor entrenador. Obviamente, he leído mucho, he acudido a diferentes cursos y he tenido la suerte de coincidir con grandes entrenadores en los diferentes clubes que he estado, como pueden ser Jose Mourinho, Del Bosque o Ancelotti. Quizá la referencia, tanto a nivel metodológico como en el análisis y preparación de partidos sea Mourinho. Pero lo fundamental, es tener una idea propia, ser uno mismo, no tener miedo, aprender y extraer de lo bueno y de lo malo que te va ocurriendo para ser fiel a tus ideales.”

“En una semana ¨limpia¨ intentamos tener el análisis del rival preparado para el cuerpo técnico con una semana de antelación. El lunes o martes se expone a los jugadores el análisis del partido jugado, con reuniones individuales o grupales si el entrenador lo cree oportuno. En esos primeros días también nos reunimos todo el cuerpo técnico para el visualizado del análisis del rival y seleccionar aquellas secuencias que después editaremos para el vídeo prepartido, que se expondrá a los jugadores. ”

Beñat demuestra a lo largo de su trayectoria que cada paso que da es una ocasión para continuar aprendiendo y formándose, tanto cuando las cosas salen bien como cuando el camino se tuerce. Así recuerda su paso por el Elche: “Allí fui analista y ayudante de campo, por lo que salía a entrenar siempre. Fue un año deportivamente muy malo pero de máximo aprendizaje, viviendo situaciones complicadas en un entorno que no vivía ni vive sus mejores momentos. Se trata de un club con una estructura de equipo grande, con un gran estadio, servicio médico de primer nivel, instalaciones espectaculares, pero convivía con el recuerdo del descenso administrativo. Esto dificultaba el trabajo cuando los resultados comenzaron a ir mal. No obstante, creo que todo profesional debe estar preparado para este tipo de experiencias puesto que en el fútbol, por desgracia, es más común vivir en este contexto que en el de la victoria y la corriente a favor. Descubrí la parte menos buena del mundo profesional. Crecimos, conocí gente maravillosa y eso es lo que me llevo siempre, más allá de lo deportivo.”

En verano, a través de Marcos Abad, entrenador de porteros del Leeds con el que coincidió en el Elche, recibe la llamada de Víctor Orta, Director Deportivo. “Cuando te llama uno de los equipos más grandes e históricos de Inglaterra y una de las personas más respetadas a nivel europeo en su trabajo como es Víctor, el reto es mayúsculo. Además, la posibilidad de salir de España, de venir a un país donde el fútbol es una religión, a una de las ligas más duras y exigentes como es la Championship y mejorar el idioma, uno sólo puede estar agradecido por la oportunidad de vivir lo que estoy viviendo.”

28381469-ca45-4a98-959e-ae45cbe5d190
El Leeds ha cambiado de cuerpo técnico. Beñat, con Paul Heckingbottom, ha pasado a ser asistente, saliendo del departamento de análisis y dedicándose exclusivamente al trabajo de campo. Anteriormente, con Thomas Christiansen, eran dos personas en el departamento de análisis, con la ayuda de una tercera perteneciente a la Universidad de Leeds, que se encargaba de la grabación de todos los entrenamientos y partidos. En Inglaterra, en Championship, son 24 equipos y hay 2 copas diferentes (Carabao Cup y EFA Cup). Por tanto, hay épocas donde apenas tiene tiempo para nada, con partidos sábado – martes – sábado constantemente. La organización varía dependiendo del tipo de semana, por lo que no tenía una estructura semanal fija. “En una semana ¨limpia¨ intentamos tener el análisis del rival preparado para el cuerpo técnico con una semana de antelación. En Inglaterra no es fácil por la cantidad de partidos. El lunes o martes se expone a los jugadores el análisis del partido jugado, con reuniones individuales o grupales si el entrenador lo cree oportuno. En esos primeros días también nos reunimos todo el cuerpo técnico para el visualizado del análisis del rival y seleccionar aquellas secuencias que después editaremos para el vídeo prepartido, que se expondrá a los jugadores. Finalmente, unas 48 horas antes del partido, también se entregan al cuerpo técnico los vídeos individuales de jugadores rivales, que aquí en Inglaterra son demandados por los propios jugadores (en España es algo menos común). Todo esto mientras ya se prepara el análisis del siguiente rival.”

“Lo ideal es que el analista forme parte del cuerpo técnico y que acompañe al entrenador allá donde vaya, pero eso no es fácil que ocurra, sobre todo en España. Por lo tanto el analista y su trabajo van a depender de lo que el entrenador demande. Con Christiansen solíamos visualizar los 4 últimos partidos del rival al que nos íbamos a enfrentar. A partir de ahí, se entregaba al cuerpo técnico un vídeo de 20-25 minutos, que servía como preparación de los objetivos semanales de entrenamiento. ”

El trabajo del analista siempre va a depender de las pautas que marque el entrenador aunque van a ser parecidas en casi todos los clubes, más allá de los medios y de los objetivos propios del equipo. Sus días han transcurrido analizando a los equipos y jugadores rivales, dando soluciones al cuerpo técnico, realizando informes de todo tipo, analizando al propio equipo, etc. “Lo ideal es que el analista forme parte del cuerpo técnico y que acompañe al entrenador allá donde vaya, pero eso no es fácil que ocurra, sobre todo en España. Por lo tanto el analista y su trabajo van a depender de lo que el entrenador demande. Con Christiansen solíamos visualizar los 4 últimos partidos del rival al que nos íbamos a enfrentar. A partir de ahí, se entregaba al cuerpo técnico un vídeo de 20-25 minutos, que servía como preparación de los objetivos semanales de entrenamiento. Seleccionábamos las secuencias que mejor creíamos que iban a interpretar los jugadores, para ponérselo el día previo o el mismo día del partido. Ese vídeo final se presentaba con efectos de todo tipo para la mejor asimilación y entendimiento de lo que se quiere transmitir. Ese es el objetivo final: que el mensaje que el entrenador quiere dar llegue a los jugadores. También se realizan vídeos individuales de los rivales por posiciones, vídeos de todas las acciones a balón parado, secuencias concretas que el entrenador quiere mostrar a un jugador determinado, etc.”

El contenido del análisis dependerá de lo que demande cada cuerpo técnico pero siempre debe aportar soluciones que se transmitirán al jugador a la hora de preparar el partido. De nada sirve ver partidos, situaciones de juego y contar lo que pasa, si solo se queda en eso. El cuerpo técnico tiene que saber a la perfección lo que se va a encontrar en competición, de forma que sea un soporte para la preparación semanal y, en consecuencia, del partido. Tienen que ofrecer soluciones más allá de exponer lo que ven. Para plasmarlo, manejan diferentes herramientas. “Utilizamos diferentes software. Instat Scout y Wyscout para el análisis estadístico, clips de vídeos de acciones concretas que queremos extraer, clips de vídeo individuales, informes de rivales, etc. Sportscode nos permite organizar clips por conceptos, extraer situaciones de partido a tiempo real y mostrarlas en los descansos de los partidos si el entrenador lo cree oportuno. Para la edición y montaje de los vídeos usamos Final Cut, un software no específico de fútbol pero que llevo años trabajando con él porque me permite ser muy eficiente y darle calidad al trabajo.”

“El analista se ha convertido en una figura fundamental en un cuerpo técnico profesional. El fútbol ha evolucionado mucho en los últimos 15-20 años, todo se ha profesionalizado al máximo. La gente cada vez está mas preparada, todo el mundo trabaja a un nivel muy alto, analizando y puliendo cada detalle.”

54ac621e-5e72-41a4-827b-a6f0d27c5d68Para Beñat Labaien, cada día cobra más importancia la figura del analista dentro del cuerpo técnico aunque hay equipos que se muestran reticentes a ello. “En mi opinión el analista se ha convertido en una figura fundamental en un cuerpo técnico profesional. El fútbol ha evolucionado mucho en los últimos 15-20 años, todo se ha profesionalizado al máximo. La gente cada vez está mas preparada, todo el mundo trabaja a un nivel muy alto, analizando y puliendo cada detalle. Y en ese trabajo, el análisis ha experimentado un gran crecimiento en todos los niveles. No obstante, pienso que no podemos perder de vista lo más importante: el juego. Lo más importante, más allá de las nuevas tecnologías, las estadísticas o los GPS, son los jugadores y el campo. El entrenamiento y la competición. Al final, el análisis debe ser una herramienta más para poder aumentar el rendimiento en competición. No podemos ir más allá de eso. Con esto no quiero quitar importancia al analista, todo lo contrario, creo que el análisis y el analista son fundamentales en cualquier deporte de hoy día, pero tenemos que tener claro que es una herramienta de apoyo en la búsqueda de la mejora.”

Beñat ha tenido la oportunidad de trabajar con clubes españoles e ingleses, de impregnarse de cada estilo y poder hacer una comparativa entre ambos. “Existen muchas diferencias. Quizá en Inglaterra la figura del analista está más consolidada que en España. Aquí cualquier equipo de Championship trabaja con dos o tres analistas en el cuerpo técnico. Eso en España es impensable incluso en 1ª División. A la hora de trabajar también existen antagonismos. En Inglaterra la mayoría de los analistas no son entrenadores, a diferencia que en España. Pienso que en España el análisis es más cualitativo que cuantitativo y en Inglaterra se centraliza en los números, en el análisis estadístico. En cuántos centros ha sacado un equipo desde el costado derecho, cuántos desde el izquierdo o en cuantas disputas ha ganado un jugador por alto, etc. Las estadísticas están bien, nos dan información, pero siempre debe haber una interpretación de ellas, porque lo más importante es lo que ocurre en el campo. Y eso no hay tecnología que lo analice, mas allá de nuestros ojos. Lo demás son herramientas que nos van a ayudar en el análisis, en llegar al jugador, en transmitirle pinceladas y hacerlos mejores, etc. El trabajo del analista debe ser una ayuda para que el equipo rinda mejor y en España se está más cerca de cómo entiendo yo esto.”

“Lo más importante, más allá de las nuevas tecnologías, las estadísticas o los GPS, son los jugadores y el campo. El entrenamiento y la competición. Al final, el análisis debe ser una herramienta más para poder aumentar el rendimiento en competición.”

Profundizando en las diferencias entre ambos países, Beñat no solo se refiere al número de partidos disputados sino a la metodología de trabajo en función del perfil de entrenador que ha dirigido el equipo. “La principal diferencia es la cantidad de partidos y la velocidad a la que va todo. En España juegas cada siete días, aquí cada tres o cuatro. Hay meses que apenas puedes entrenar, por lo que quizá el análisis se convierta en algo más importante, ya que te sirve para llegar y transmitir al jugador cuando el entrenamiento no te da la posibilidad. Respecto a la metodología de trabajo, funcionamos de forma parecida, aunque disponemos de más medios a todos lo niveles y podemos profundizar en los detalles, sobre todo a nivel individual con cada jugador. Respecto al juego, los equipos de Championship en nada se asemejan a los de la Segunda División en presupuesto y eso te permite tener jugadores de muy buen nivel. Hay futbolistas de las principales ligas europeas que deciden venir a la segunda división inglesa por la oportunidad que supone para ellos a todos los niveles.”

En lo respectivo al análisis, realiza una nueva diferenciación. “Me he encontrado con dos perfiles de equipos dependiendo si los entrenadores son ingleses o no. El fútbol de los ingleses es totalmente diferente a lo que te puedes encontrar en España. Por ejemplo, Norwich, Reading o Wolves cuentan con entrenadores no ingleses que se asemejan mucho más en el juego a lo que nos encontramos en España. Los equipos ingleses me han sorprendido mucho, siendo lo normal el marcaje individual en cualquier línea, jugadores abandonando zonas y persiguiendo hasta el final. Esto requiere de una adaptación extra. Y no es fácil. Los partidos pueden cambiar en un periodo de tiempo muy corto, no es como en España con un 2-0 en el minuto 80. El juego no para, la cultura no te permite jugar hacia atrás porque el propio estadio te empuja a ir hacia delante, aunque tú desde fuera sientas que no debes hacerlo. Es un ida y vuelta. No es fácil entenderlo cuando vienes de fuera, pero te tienes que habituar a ello y trabajar en ese contexto. Por lo tanto, la estructura del análisis en mi caso no ha cambiado en exceso, pero sí hemos dado un paso adelante en cuanto a cuidar más el detalle, priorizar y descartar. Es decir, en organización.”

“No quiero quitar importancia al analista, todo lo contrario, creo que el análisis y el analista son fundamentales en cualquier deporte de hoy día, pero tenemos que tener claro que es una herramienta de apoyo en la búsqueda de la mejora.”

A pesar de todo el trabajo que precisa el análisis táctico, es contundente. Declara que sería iluso si pensase que el análisis determina el resultado de un partido. Es algo necesario y se está convirtiendo en indispensable pero lo relevante son los jugadores, el entrenamiento y la competición. Hay partidos que se desarrollan como previamente ha visualizado y ha plasmado en sus informes. Sin duda, si tiene que elegir uno sería el enfrentamiento contra el Wolverhampton Wanderers que entrena Nuno Espirito Santo a pesar que en el minuto 60 se quedasen con 10 jugadores y perdieran 4-1. Beñat cree que un analista debe ser entrenador porque va a estar involucrado en el día a día del cuerpo técnico, en el análisis del rival y del equipo propio, en la propuesta de tareas de entrenamiento y en el plan estratégico del partido. Obviamente, debe manejar las tecnologías y la edición de vídeo. A la formación adquirida hay que tener la predisposición para ser autodidacta para poder confeccionar la propia metodología de trabajo. En su caso, el análisis ha significado una forma de mejorar su faceta como entrenador…sin duda, su gran pasión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s